62.997167

Publicidad

Caza

La escena de un ciervo agonizando ante varios perros de caza desata una pelea entre cazadores y animalistas en Francia

Un ciervo está a punto de morir. No le han disparado ni está herido. El animal está agotado ante el acoso de un grupo de perros de caza. Una escena terrible, pero una actividad permitida en Francia.

Nueva polémica entre cazadores y animalistas, esta vez en Francia. La secuencia que llega desde el país vecino muestra a un ciervo al borde la muerte.

El animal no esta herido ni le han disparado. Sólo está agotado por la persecución de un grupo de perros de caza. Puede parecer una actividad brutal, pero en Francia es legal.

Activistas defensores de los animales y vecinos intentaban proteger al ciervo. En esa zona de Francia llevan tiempo protestando contra una modalidad de caza tradicional del país galo. La caza del ciervo con perros y a caballo.

"La caza con la persecución, el acoso, las mordidas que llevan al agotamiento y a la angustia a un ser vivo inocente deberían estar prohibidas, como se hizo en Inglaterra", explica Neus Aragonés, de la Asociación Defensa Derechos Animal (ADDA).

Interrumpir una cacería en Francia, penado con seis meses de cárcel

Sin embargo en Francia es una actividad legal y protegida por las leyes. Boicotear una cacería es delito.

"En Francia está castigado con seis meses de cárcel y 5.000 euros de multa", explica Nacho Valle, presidente de la Federación Española de Caza.

Varios animalistas se encararon con los cazadores. Al final el ciervo se recuperó. Tardó en encontrar una escapatoria, pero terminó regresando al bosque.

Publicidad