84.010500

Publicidad

Surf

Así es la ola Pipeline, la más mortífera del mundo: "Da muchísimo miedo, han pasado cosas terribles"

Esta ola no es la más alta del mundo, pero sí la más peligrosa ya que rompe contra una arrecife de coral en una zona con poca profundidad. Se encuentra en la isla de Oahu, en Hawái.

Es la ola más peligrosa del mundo, la que se ha cobrado más vidas; también una de las más deseadas por los surfistas. Tubos perfectos de agua que son un auténtico desafío. En el Pacífico hawaiano nos encontramos con ella, la Pipeline.

No es de las más grandes, apenas llega a 11 metros, pero a Pipeline la consideran la ola más mortífera en el mundo. Pone a prueba el coraje y la habilidad de los surfistas. Olas que dan los tubos más grandes y profundos. Aritz Aranburu lo tiene claro: "Da muchísimo miedo, han pasado cosas terribles en esta ola".

Así lo explica Kepa Acero: "Dura apenas cuatro o cinco segundos. Es cortita pero tiene la intensidad de todo el océanos concentrada. Es una de las mejores olas del mundo. Muchísimos surfistas que toda la vida sueñan con pasar tres segundos de esa ola dentro de un tubo... requiere un compromiso con la vida".

El fondo de coral, un peligro

Y la vida se han dejado varios surfistas en esas cavernas de agua; otros han tenido que abandonar. Las olas rompen a pocos metros de la orilla contra un irregular arrecife de coral. El fondo es de lava volcánica, con muchas cuevas, y los surfistas pueden quedar atrapados en ellas o golpearse contra el coral.

Cientos de surfistas se citan en esa isla hawaina en busca de una ola tan perfecta como peligrosa.

Publicidad