69.013167

Publicidad

Salto base

La nueva modalidad del salto base: tirarse desde un molino de viento

Cristian Valenzuela se ha querido atrever a realizar un salto base de unos 160 metros desde un molino de viento. "La puerta del molino estaba abierta y vi la oportunidad de subir y saltar", dijo el saltador.

Los avances del salto base siempre encuentran un lugar nuevo para lanzarse. En España es donde estos saltadores base han querido probar algo nuevo: el salto desde los molinos.

Cristian Valenzuela ha realizado un salto base de unos 160 metros al saltar desde un molino de viento. "La puerta del molino estaba abierta y vi la oportunidad de subir y saltar", asegura Valenzuela.

Aunque una vez que están arriba, lo miden absolutamente todo: "Parece que somos unos locos que nos tiramos desde cualquier lado, pero lo estudiamos todo".

Aunque realizar un salto con viento es peligroso, hacerlo cerca de las aspas de un molino lo es todavía más. Sin emabargo, al saltar de espaldas al molino la seguridad es mayor: "Nos aleja del objeto y hay menos probabilidades de chocarse contra las aspas", afirma Cristian Valenzuela.

Valenzuela quiso esperar a que se hiciera de noche para que fuer aun más especial. Aventuras dignas de una novela.

Publicidad