Publicidad

Tiger Woods

La investigación del accidente de Tiger Woods: "No había marcas de frenada, tuvo suerte de salir con vida"

El departamento del Sheriff del condado de Los Ángeles investiga las circunstancias alrededor del accidente de Tiger Woods. El exceso de velocidad podría ser la principal causa del siniestro.

El coche de Tiger Woods recorrió cerca de 200 metros entre el momento en que se salió de la vía y acabó boca abajo en un descampado.

"No había marcas de frenada. Chocó contra la mediana, se salió en la curva, se estrelló contra un árbol y dio varias vueltas de campana", explica Alex Villanueva, sheriff del condado de Los Ángeles.

Los servicios de emergencia y los agentes encontraron al golfista consciente y lúcido. Pero sus heridas eran muy visibles, en especial en la pierna derecha. La tenía catastrófica. Con fracturas múltiples.

El exceso de velocidad, posible causa del accidente de Tiger Woods

Así lo detallan los cirujanos que le intervinieron de urgencia. Tiger presentaba varias fracturas abiertas. Ha sido necesario el inserto de barra, clavos y tornillos para estabilizar los huesos.

Tiger iba a gran velocidad. Tenía una grabación y llegaba tarde a la cita. Testigos aseguran que salió de su hotel nervioso porque un coche le bloqueaba el paso. La velocidad y el lugar del siniestro hicieron el resto.

"La gente siempre va muy rápido en esta cuesta abajo. Ha ocurrido ya varias veces", explica un vecino de la zona donde se produjo el accidente de Tiger Woods.

"El señor Woods ha tenido mucha suerte de salir con vida", asegura Carlos González, ayudante del sheriff.

De momento, Tiger descansa ya en planta de un hospital de Los Ángeles. Su alta y su recuperación son ahora mismo una incógnita.

Publicidad