Publicidad

Submarinismo

La entrañable historia de un submarinista y una foca en la playa de la Magdalena, Santander

Paco había visto prácticamente de todo en el fondo del mar, pero esta vez le sorprendió la amabilidad de una foca con la que estuvo jugado durante más de una hora en Santander.

Entrañable historia de amistad entre un hombre y una foca en la playa de la Magdalena, Santander. Paco, aficionado al buceo y experimentado conocedor del fondo marino de esta playa de la Magdalena, es uno de los protagonistas.

La otra protagonista es la foca. Paco asegura que cada año se acerca al menos una foca a esta playa y la que ronda este año es idéntica a la del anterior.

La foca gris avanzaba por el fondo en busca de comida cuando se produjo el emotivo encuentro. Paco reconoce que en un primer momento se asustó al ver al animal debajo de él.

Después ambos salieron a la vez a la superficie mirándose el uno al otro en un momento en el que Paco pudo conectar de forma especial con la foca. Desde esta especie de saludo, el animal no se separó de él.

Asegura que le seguía allá donde fuera y que le gustaba bailar haciendo círculos alrededor de él. Lástima que Paco no llevara en ese momento la cámara de pulsera, aunque salió a por el móvil y con una funda especial logró captar estas sorprendentes imágenes que muestran la amistad entre una foca y un hombre.

Publicidad