60.010500

Publicidad

Aventura

La conquista de los Polos, una aventura llenas de desafíos y peligros: "John Franklin pasó a la historia por comerse sus botas"

La expedición Amundsen marcó un hito en la historia al ser la primera en llegar al punto más al norte de la Tierra, el 14 de diciembre de 1911. Pero por el camino sufrieron todo tipo de imprevistos, peligros y problemas.

La Conquista de los Polos fue uno de los grandes hitos de la humanidad. Una aventura en la que sus protagonistas (Robert Peary, Roald Amundsen, James Cook) corrieron todo tipo de peligros.

"Robert Peary, Roald Amundsen, James Cook... el principal motivo fue siempre comercial. Sus expediciones hubieran sido imposibles sin la ayuda del perro", explica el aventurero Manuel Calvo.

Sin sistemas de localización lograron localizar los polos en el mapa.

"Con el sol, las estrellas y la brújula", indica Calvo.

Se enfrentaron a desafíos como la hipotermia o la caquexia, un estado de extrema desnutrición, atrofia muscular, fatiga y debilidad.

"Peter Freunche quedó sepultado por la nieve y para cavar el túnel para salir utilizó sus propias heces congeladas. John Franklin pasó a la historia como el hombre que se comió sus botas", relata Calvo.

Muchas de estas expediciones quedaron ensombrecidas por el canibalismo.

"Se comieron a sus propios compañeros", cuenta Calvo.

Hace un tiempo el objetivo fue descubrir el Polo Norte, ahora es hacer que no desaparezca.

Publicidad