63.999833

Publicidad

Everest

La cascada del Khumbu, uno de los tramos más peligrosos del Everest y escenario de una polémica judicial

Zack Bookman, un joven de éxito que pagó 60.000 euros a Garret Madison para que le ayudara a escalar el Everest, ha puesto una demanda por fraude e incumplimiento de contrato. Toda la polémica está en la decisión de Madison de cancelar la escalada por riesgo de derrumbe de un glaciar.

Muchas son las personas que pagan miles de euros para escalar el Everest, el techo de la Tierra. Pero, en determinadas ocasiones, la escalada no es posible por mucho dinero que se pague. Es lo que le ocurrió a Zack Bookman, un joven de éxito que pagó 60.000 euros por escalar el mítico pico del Himalaya.

El problema para él es que Garret Madison, guía y responsable de la expedición, decidió abortar la escalada ante el riesgo de derrumbe al pasar por la cascada del Khumbu, uno de los tramos más peligrosos del Everest. Escenario de más de una tragedia y ahora centro de una polémica.

Zack Bookman, lejos de entender la decisión ha demandado a Madison y le reclama 85.000 euros por incumplimiento de contrato y fraude.

"Si estamos debajo cuando se desploma, nos desintegra"

"Pasar por la cascada de hielo del Everest no depende de tus condiciones físicas o mentales, sino que depende de condiciones subjetivas de un glaciar que se va cayendo ", advierte el alpinista Sebastián Álvaro.

"Si estamos debajo cuando se desploma, nos desintegra", explica Garrett Madison.

Ante la atenta mirada de Bookman, Madison, como responsable de la expedición, cancela la subida.

"Sería tremendamente irresponsable mirar para otro lado", argumenta Madison.

Bookman pide 85.000 euros por incumplimiento de contrato y fraude. "No me gustaría estar en la piel de ese juez", explica Sebastián Álvaro.

Publicidad