Aventura

'Karmenka' se mete en los glaciares para estudiar el cambio climático: "Bajo hasta 200 metros en vertical"

'Karmenka' es una científica y aventurera española que escala las zonas más frías del planeta: nos desvela el verdadero color del hielo.

Publicidad

Se mete en el corazón de los glaciares para estudiar el deshielo. Carmen Domínguez, 'Karmenka', es española, científica, aventurera y una gran deportista que escala las zonas más frías del planeta, aunque cada vez lo son menos por el cambio climático.

'Karmenka', presidenta de Glackma, mide el deshielo en ocho glaciares de todo el mundo. Y nunca mejor dicho, lo hace en profundidad: "El hielo fundido su inicio es dentro del glaciar, en el corazón de los glaciares. Tenemos que entrar dentro de ellos", explica a Antena 3 Deportes.

Y entra bastante dentro de los glaciares. Sobre todo en Groenlandia, donde "se ha explorado hasta 200 metros de vertical". Unos descensos peligrosos por esos agujeros: "Son como embudos, más anchos en la superficie y se van haciendo cada vez más angostos.

Hay que tener cuidado con los desprendimientos y asegurarse bien en la bajada, pero no es fácil: "Nos encontramos con hielo muy duro que a veces es imposible clavar los crampones. Un hielo que, ya en el interior, se descubre su verdadero color: "Es azul realmente, lo que pasa que en la superficie lo vemos blanquecino porque entre los cristalitos de hielo se ha quedado aire".

El deshielo avanza peligrosamente según sus exploraciones, para las que se ha convertido en una especialista en escalada en hielo.

Cómo escalar en hielo

Crampones en los pies y un piolet técnico en cada mano son imprescindibles para enfrentarse a una escalada en hielo. Pero lo más importante: conectar con la montaña. Nos lo explica el alpinista Jordi Tosas: "El hielo puede cambiar en pocas horas muchísimo, lo hemos visto en estos años".

Y en ese diálogo, lo primero que debemos hacer: conocer la calidad del hielo: "Tenemos que ser capaces de evaluar si esas arquitecturas heladas van a aguantar la torsión que hacemos con nuestro peso encima de ellas".

Otro factor a tener en cuenta, fíjense que curioso: el sonido del hielo y, por último, el color del hielo: "Nos está dando la dureza porque muestra la cantidad de agua y oxígeno que tiene", apostilla Tosas.

Se necesita la mejor técnica, entrenamiento y sobre todo un diálogo con la naturaleza.

Publicidad