Criogenización

Las jugadoras de la selección española de fútbol utilizan la criosauna para recuperarse del esfuerzo físico

La criosauna lleva el cuerpo a temperaturas extremas durante poco más de un minuto para mejorar la recuperación muscular.

Publicidad

Las jugadoras de la selección española de fútbol se recuperan a 160 grados bajo cero. Esto es la criosauna, una cámara frigorífica que mejora la recuperación muscular.

Después de golear a Holanda las chicas de la selección pasaron por boxes: "Estará muy frío, a 140 grados bajo cero. Pero es un frío seco, es muy soportable", indica un preparador de la selección. La criosauna les pone el cuerpo a temperaturas extremas durante poco más de un minuto para mejorar la recuperación muscular: "Se nota mucho mucho frío, pero nada, todo sea por recuperar", explican las jugadoras de la selección.

En tan solo 3 minutos la criosauna llega a una temperatura de -196 grados activando el organismo, la circulación sanguínea y el sistema inmunológico nervioso central. El celebro envía endorfinas con un efecto analgésico, antiinflamatorio y relajante, por eso nuestras chicas se recuperan por completo tras el esfuerzo físico.

La criosauna alcanza los 160 grados bajo cero, una sensación rara para algunas y para otras más norteñas como la vasca Irene Paredes, es lo más normal del mundo: "Para los del norte es lo más normal", explica sonriendo Paredes. De una en una iban pasando el susto.

En el fútbol masculino es habitual verlo, y nuestras chicas son conscientes del precio de la élite. Este mecanismo es todo un acierto porque tener la tecnología más puntera al alcance de las nuestras, seguro que les ayuda a llegar a lo más alto.

Publicidad