Juegos Olímpicos Tokio 2020

Tradición, homenaje a las víctimas del coronavirus, drones y música de John Lennon marcan la ceremonia de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020

El estadio olímpico de Tokio ha acogido una emotiva ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos 2020. Así ha sido el evento que marca el inicio de los JJOO 2021.

Tradición, homenaje a las víctimas del coronavirus, drones y música de John Lennon marcan la ceremonia de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020

Publicidad

El pebetero del estadio olímpico de Tokio ya está encendido. La tenista Naomi Osaka ha sido la encargada de dar el último relevo a la antorcha y encender la llama olímpica sobre la recreación del Monte Fuji, un símbolo de Japón.

La ceremonia de los JJOO de Tokio 2020 ha estado marcada por las restricciones y la ausencia de público, pero eso no ha evitado la emoción que acompaña a este evento que siempre marca el comienzo de los Juegos Olímpicos.

La organización de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 ha mezclado tradición, el recuerdo de las víctimas por la COVID-19, los drones y la música de 'Imagine' de John Lennon en una emotiva ceremonia de inauguración de los JJOO 2021.

Thomas Bach: "Hoy es un día de esperanza"

El presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, ha asegurado que hoy "es un día de esperanza" y ha subrayado el "poder unificador del deporte".

"Podemos estar aquí gracias al pueblo japonés y a los héroes anónimos que contribuyen a contener la pandemia", ha indicado Thomas Bach.

Uno de los momentos más especiales para el deporte español fue el momento en que Saúl Craviotto y Mireia Belmonte aparecían por una de las entradas del estadio portando la bandera española. El piragüista y la nadadora han sido los abanderados de la delegación española en una ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos atípica pero muy emotiva.

La presidenta del Comité Organizador de Tokyo 2020, Hashimoto Seiko, agradeció también el "duro trabajo" para que se celebren los JJOO de Tokio 2020 después de que la movimiento olímpico afrontara uno de sus "mayores desafíos".

"Las esperanzas han sido unidas por muchas manos del mundo entero. Los atletas siempre habéis creído en vosotros mismos, y ahora es el momento de mostrar el poder del deporte. Haremos todo lo posible para que los Juegos sean una fuente de orgullo para las generaciones venideras", apuntó.

Naomi Osaka, la encargada de encender el pebetero de los JJOO de Tokio

La ceremonia de inauguración de los JJOO de Tokio 2020 ha estado marcada por el respeto por la tradición, el color de los fuegos artificiales y el liderazgo tecnológico de Japón, con un espectáculo con cientos de drones que han recreado los cinco continentes y los anillos olímpicos.

Como marca la tradición, Grecia, país 'cuna' de las Olimpiadas, fue el primer país en desfilar -siguiendo el orden del alfabeto nipón- antes que lo hicieran el Equipo Olímpico de Refugiados, una animosa delegación argentina y el Comité Olímpico Ruso, con su numerosa representación sin su bandera por el 'dopaje de Estado'.

España lo hizo en el puesto 88, con los sonrientes abanderados, por vez primera de forma conjunta, Mireia Belmonte y Saúl Craviotto, que lideraron con una uniformidad blanquirroja las esperanzas de los 322 olímpicos nacionales, entre ellos la amazona Beatriz Ferrer Salat que disputa sus quintos Juegos.

Uno de los momentos más emotivos de la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 se produjo con la interpretación de la canción Imagine poder unificador del deporte.

Poco después, llegaba el momento más esperado y también el mejor guardado, el encendido del pebetero olímpico. La tenista japonesa Naomi Osaka era la encargada de realizar el último relevo de la antorcha olímpica y encendía el fuego de los JJOO de Tokio 2020.

Naomi Osaka fue la portadora del último relevo y trasladó el fuego de la 'flor de cerezo' de la antorcha prendido en la antigua Olimpia hasta el pebetero del estadio, una esfera que encarna vitalidad y esperanza.

Publicidad