Juegos Olímpicos

Jessica Fox logra el bronce olímpico tras reparar su kayak... ¡con un condón!

La palista australiana se colgó la medalla en eslalon K1 después de arreglar su kayak con uno de los preservativos de la Villa Olímpica. Después lo compartió en redes sociales: "Son fuertes y tienen mucha elasticidad".

Jessica Fox logra el bronce olímpico tras reparar su kayak... ¡con un condón!

Publicidad

Jessica Fox está haciendo historia en estos Juegos Olímpicos de Tokio 2020. La palista australiana logró la medalla de oro en categoría C1 y la de bronce en eslalon K1. Sin embargo, ha sido esta última la que más ha dado de qué hablar después de las declaraciones de la propia deportista.

Un preservativo fue clave en la consecución de la medalla por parte de la australiana, ya que fue pieza imprescindible en la reparación de su kayak. La propia Jessica Fox lo explicó todo en un vídeo después de colgarse la medalla olímpica.

En la publicación se puede ver a un técnico del equipo australiano utilizando el condón para fijar una mezcla de carbono a su kayak. Fox incluso llegó a bromear en redes sociales.

"Apuesto a que no sabían que los condones pueden usarse para reparaciones de kayak. Tienen mucha elasticidad y son muy fuertes", dijo la doble medallista olímpica en los Juegos de Tokio 2020.

El vídeo ha dado la vuelta al mundo y se está convirtiendo en uno de los más virales de estos Juegos Olímpicos de Tokio 2020. La australiana se ha convertido en toda una heroína en su país después de su hazaña en el país nipón.

La organización de los JJ.OO repartió 150.000 condones

Los organizadores de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 repartieron unos 150.000 preservativos entre los deportistas participantes, aunque pidieron que no se usaran en el transcurso de la importante cita olímpica.

"El objetivo no es que los usen en la Villa Olímpica, sino que pediremos a los atletas que se los lleven de vuelta a sus países de origen para cooperar en concienciación de las ETS y de su erradicación", afirmó el director general de la Villa Olímpica, Takashi Kitajima.

Por aquel entonces nadie se esperaba que uno de esos 150.000 condones le sirviera a Jessica Fox para añadir un nuevo metal al medallero de Australia. El reparto de preservativos entre atletas se produce por iniciativa del comité organizador desde 1998.

Publicidad