Juegos Olímpicos Tokio 2020

El baloncesto se despide de las medallas en los Juegos tras la derrota de las españolas contra Francia en cuartos

La selección femenina no consigue salvar los cuartos de Tokio 2020 y cae contra contra Francia (64-67) en un cuarto tiempo de infarto.

El basket se despide de las medallas tras la derrota de las españolas contra Francia

Publicidad

Esperanzas truncadas para el baloncesto español, que se vuelve a casa con las manos vacías después de que el equipo femenino haya perdido contra un rival físicamente superior: Francia. Los esfuerzos por remontar no han sido suficientes y la suerte sigue dando la espalda a las de Lucas Mondelo después de la última decepción en el reciente Eurobasket. Tan solo han faltado tres puntos, un triple que parecía llegar y que se esfumó a tan solo diez segundos del final (64-67).

España llegaba invicta y Francia tercera tras caer contra Japón y Estados Unidos en la fase de grupos. Todas las esperanzas estaban puestas sobre el equipo femenino. Sin embargo, ante unas galas innegablemente superiores en cuanto a físico y acierto en tiro, la segunda medalla para las españolas no ha podido ser.

Atasco en ataque y Cazorla a los vestuarios

Las miradas se fueron hacia una Alba Torrens imparable. Comenzó el partido con fuerza y apuntaba a que así podría mantenerse durante el resto de minutos gracias al apoyo de Cristina Ouviña, que consiguió la primera diferencia robándole la cartera a Sara Michel (9-4, min 4). Sin embargo, la llegada de la francesa Marine Johannes trajo consigo siete puntos seguidos para adelantar a las galas al final del primer parcial (16-21).

El primer punto clave del partido se avecinaba. El atasco en ataque y la lesión de Maite Cazorla, que tuvo que marcharse directa al vestuario por una torcedura de tobillo, comenzaba a pintar de negro lo que más tarde sería la despedida de los Juegos.

Por suerte, la Selección confió en su defensa y entre Torrens, Ouviña y Ndour, que sumaron los próximos puntos, mantuvieron vivo el equipo hasta el descanso. Llegaron a ajustar el marcador hasta el 30-36 a favor de Francia.

Cambian las tornas en el cuarto tiempo

El descanso no fue suficiente para olvidar la ventaja física de las galas en la cancha y siguieron dominando el partido. Las faltas jugaron a favor de las españolas, aguantaron los primeros minutos de la segunda parte y lograron remontar hasta ponerse tan solo a dos puntos de las francesas pero una vez más la número 23 se hizo con el control y ocho puntos seguidos para las francesas volvieron a darles ventaja. En un minuto y medio Johannes consiguió anotar un 38-48 que dejaba a las españolas lejos de la victoria.

Una cuarta falta de Torrens avecinaba lo peor. A poco del cierre del tercer cuarto el marcador señalaba 48-55 y pese al intento de Cazorla, que había regresado de vestuarios pese a su lesión, y a las canastas de Ouviña, Silvia Domínguez y Ndour, España era incapaz de reducir ventaja.

Sin embargo, la cara de las españolas parecía cambiar a medida que avanzaba el cuarto tiempo. Una Ndour segura de sí misma y una Cazorla que no dudó ni un segundo en devolverle la fuerza al equipo, consiguieron asustar a una Francia que tuvo que parar el duelo ante una remontada que cada vez estaba más cerca de convertirse en favorable para las españolas (53-55). Y así fue: dos triples seguidos de Cazorla y una defensa asfixiante le sirvieron a España para ponerse un punto por encima a falta de cuatro minutos del final.

Cuatro minutos de infarto

Pero las de Valiere Garnier no iban a dejar pasar la oportunidad de vengarse; no dudaron de tirar de físico y con dos canastas de Miyem y el juego de Williams consiguieron sostener al equipo francés y volvieron a ponerse por delante.

En el peor momento, cuando el escenario se había convertido en un posesión a posesión, Alba Torres fue eliminada por faltas. Pero ante el asombro de todos, Maite Cazorla -visiblemente coja - se jugó la posesión rápida y acertó. Una bandeja de Cazorla volvió a poner a España a un punto.

Las españolas hicieron falta rápida para que Francia se jugara los puntos en los tiros libres. La gala Douchette se encargaría de los tiros. Sin embargo, pese a su gran potencial, su poca experiencia por su juventud, no le sirvieron para dar los dos tiros a las francesas. Falló uno, metió otro.

Era la oportunidad perfecta. El camino a las medallas estaba cada vez más cerca. Solo hacía falta un triple de España para ponerse por delante o una canasta para jugársela en prórroga. Faltaban 16,6 segundos para el final del partido y la jugada era para Maite Cazorla. La número 12 esperaba en la esquina el pase de Silvia Domínguez, pero falló y Maite no pudo agarrar bien el balón, que se fue fuera.

De nuevo otra falta rápida, esta vez sobre Williams. Sorprendentemente, falló el segundo tiro libre y Cazorla consiguió hacerse con el balón e ir corriendo para el último intento, un tiro de tres. Sin embargo, las ansias por hacerse con la victoria jugaron una mala pasada sobre la grancanaria y el lanzamiento ni siquiera tocó el aro. Sonaba el pitido. El final había llegado y las de Lucas Mondelo tuvieron que despedirse de los Juegos y de las medallas en basket para España.

Publicidad