Juegos Olímpicos

Adriana Cerezo pide perdón a los españoles por no conseguir el oro: "Nadie lo siente más que yo"

Adriana Cerezo ha dado la primer aalegría a España en estos Juegos Olímpicos tras conseguir la plata en taekwondo, aun así, la joven deportista ha pedido perdón a los españoles por no haber conseguido el oro.

Publicidad

Adriana Cerezo ha sido la protagonista del primer día de competición en los Juegos Olímpicos de Tokio, la joven madrileña ha conseguido unir a todo un país que ha estado pendiente de la final de taekwondo donde se ha terminado llevando la plata frente a la número 1 del mundo.

"Siento muchísimo que haya tenido que ser la final así, no lo sentiréis más que yo, solamente tengo palabras de agradecimiento para todas las personas que me han apoyado y todo lo que estoy viviendo, un abrazo grande", ha dicho Adriana Cerezo horas después de hacerse con la primera plata de España en estos Juegos.

Antena 3 Deportes ha sido testigo en primera persona de la primera charla que ha tenido Adriana Cerezo por videollamada junto a sus padres: "Se me va la vida viéndote llorar. Estamos muy orgullosos, ha sido una plata de oro", "qué orgullo hija", decían sus padres.

Una plata que sabe a oro

En apenas unos segundos han pasado en casa de Adriana de hacer la cuenta atrás que le daba el oro a la española, a las caras de estupefacción cuando en apenas 6 segundos ha pasado a ser plata, sin embargo, pocos segundos después todos han celebrado por todo lo alto la gesta de Adriana.

"Jesús no me mates", eso es lo primero que ha dicho Adriana Cerezo a su entrenador después del combate, sabía que lo había tenido muy cerca. Su entrenador, entre risas le ha dicho: "Es lo mejor que nos ha podido pasar, ahora volveremos con más hambre, me has dejado alucinado, he llorado".

Los padres de Adriana no han podido aguantar las lágrimas: "Mi amor, te quiero con locura, no tengo mucha voz pero la poca que me queda es para decirte que te quiero", decía el padre.

Publicidad