Accidente mortal Jessi Combs

Publicidad

Deporte femenino

Jessi Combs, reconocida póstumamente con el Récord Guinness a la mujer más rápida de la Tierra

Un año después de su accidente mortal, Jessi Combs recibe este reconocimiento póstumo: le conceden el récord de la mujer más rápida del mundo: 841 km/h. Murió mientras lo intentaba en el desierto de Oregón.

Casi un año después de su accidente mortal y tras una ardua investigación, el comité del libro Guinness de los Récords ha confirmado que Jessi Combs batió el récord de velocidad en tierra, al llegar a los 841,338 km/h, convirtiéndose así en la mujer más veloz.

Combs, que había llegado a los 777 km/h años antes, supera así el récord que poseía Kitty O'Neil desde 1976, cuando alcanzó los 821,908 km/h en la misma zona, el desierto de Alvord, en Oregón.

De hecho, la telemetría del aparato demuestra que Combs llegó a alcanzar 885 km/h. Sin embargo, los organizadores del certamen tuvieron en cuenta una medición previa al momento en el que se produjo el accidente mortal de Combs.

La investigación también ha determinado que fue un objeto que impactó en el tren delantero del vehículo lo que colapsó las ruedas y provocó el brutal accidente.

Terry Madden, pareja de Combs, se ha mostrado muy agradecido y emocionado al recibir la noticia: "Realmente no sé cómo sentirme al respecto, ya que ningún registro podría valer la pena de que ella no estuviera aquí, pero era un objetivo que realmente quería, y es muy difícil para mí incluso mirar el coche sin llorar. Estoy muy orgulloso de ella", ha escrito en Instagram.

Publicidad