63.999833

Publicidad

Museo Fernando Alonso

Iván Merino, el piloto de drones que graba espectaculares secuencias en el museo de Fernando Alonso o junto a Gisela Pulido

Hace falta una precisión de cirujano para colarse por huecos casi imposibles, a alta velocidad y para regalarnos las imágenes más espectaculares del deporte, las que sólo pueden conseguir los drones. Iván Merino graba espectaculares secuencias en el museo Fernando Alonso.

Detrás de muchas de las espectaculares grabaciones de los últimos años hay un dron. Este artilugio volador, dotado de una cámara, se ha convertido en el mejor aliado para ofrecer las mejores imágenes de cualquier deporte.

Y detrás de esas imágenes siempre hay un piloto. No son muchos los que son capaces de volar con la precisión y la velocidad necesarias. Iván Merino es uno de los mejores pilotos de drones de España.

Iván fue el elegido para grabar con un dron en el museo de Fernando Alonso, donde cualquier error de cálculo podía ser irreparable, teniendo en cuenta que debía pasar su dron entre piezas únicas de millones de euros.

"Me dijeron que tuviera mucho cuidado, que no existían repuestos... Y yo lo primero que hago es meterme por debajo del alerón del primer coche. Tenía bastante presión y muchos nervios", recuera Iván.

También es muy recordado su vuelo entre las cuerdas del paracaídas de Dani Roman o como coló su dron entre el agua y los pies del piloto de paramotor Nico Aubert o de la kiterurfista Gisela Pulido.

Con calma y un buen equipo, Iván hace que todos podamos disfrutar de imágenes como estas.

Publicidad