Irán

Irán ejecuta a Mohammad Mehdi Karami, campeón de kárate de 22 años

El régimen iraní sigue dictando sentencias de muerte ante las protestas de la comunidad internacional. Una de las últimas víctimas de esta barbarie ha sido Mohammad Mehdi Karami, campeón nacional iraní de kárate.

Publicidad

Después de que el futbolista Amir Nasr Azadani fuera condenado a 26 años de cárcel y evitará la horca, se ha conocido que el régimen iraní ejecutó a Mohammad Mehdi Karami, campeón nacional iraní de kárate de 22 años. Seyed Mohammad Hosseini, entrenador infantil, también ha sido ejecutado.

Las penas de muerte fueron ejecutadas el pasado 7 de enero. Mohammad Mehdi Karami y Mohammad Hossein estaban acusados de haber asesinado a un basiji (miliciano islámico) el pasado mes de noviembre durante las protestas desatadas por la muerte de la joven Mahsa Amini.

La agencia iraní Mizan, del Poder Judicial de aquel país, aseguraba que Mohammad Mehdi Karami y Mohammad Hossein participaron junto con otros "alborotadores" en los "disturbios" de Karaj, ciudad cercana a Teherán, a principios de noviembre, intentaron cortar la autopista Karaj-Qazvin y atacaron a agentes de seguridad.

Mohammad Mehdi Karami y Mohammad Hossein fueron ahorcados en la mañana del 7 de enero. El padre de Karami, quien practicaba kárate, deporte en el que ganó numerosas medallas, denunció que las autoridades judiciales de Irán no les permitieron elegir a un abogado y que el letrado seleccionado para ellos no respondía a sus llamadas.

En unas terribles imágenes que han trascendido se puede ver al padre de Mohammad Mehdi Karami completamente desconsolado en el velatorio que se celebró por su hijo en la ciudad de Eshtehard.

Las protestas y disturbios en Irán se remontan al pasado 16 de septiembre cuando la policía de la moral de aquel país asesinó a Mahsa Amini por no llevar puesto correctamente el velo islámico. El mundo del deporte no ha sido ajeno y varios deportistas iraníes, como la escaladora Elnaz Rebaki o la ajedrecista Sara Khadem, han desafiado al régimen iraní compitiendo sin el hiyab.

Publicidad