Los sucesos tuvieron lugar el 29 de junio en Mequinenza, Zaragoza, y en Verducido, Pontevedra, el pasado 29 de julio. En estos dos lugares se impidió a un piragüista recoger sus trofeos porque lucían la bandera de España. Ambos participaban bajo el pabellón del Círculo Mercantil de Sevilla (CMIS).

En Mequinenza, Pablo Ogazón Rodríguez Tabernero, (14 años) campeón de España en la categoría C2 de canoa el año pasado, tuvo que quitarse la bandera española que llevaba sobre sus hombros cuando subió al podio para recoger su trofeo de este campeonato.

En Pontevedra le sucedió algo parecido, ya que Pablo Ogazón llegó a escuchar abucheos y, según aseveran, le llegaron a decir de malas maneras "quítate la bandera", según cuenta Rodríguez Galisteo. Estaba recogiendo la medalla conseguida en el Campeonato de Jóvenes Promesas de Sprint en Verducido. Tanto es así que el joven se dio media vuelta y se negó a recibir la presea entre abucheos de la sala.

El Circuito Mercantil ha hecho público un mensaje en el que aseguran ser "una entidad con 150 años de Historia", teniendo a más de 700 deportistas compitiendo por España: "Nuestros deportistas han lucido la bandera de España sin que ello haya supuesto controversia ni ofensa alguna", relatan.

La respuesta es que los palistas deben ir con el atuendo de su club y que la bandera de España no forma parte del vestuario oficial.