Publicidad

Lucha

El Hulk iraní se prepara para luchar contra el Titán kazajo tras pasar el coronavirus: "Te romperé piernas y brazos"

El iraní Sajad Gharibi ha pasado el coronavirus y ya tiene su bíceps de 77 centímetros de diámetro listo para pelear. Una mole de 175 kilos que amenaza con triturar al 'Titán kazajo'.

Es lo más parecido en humano al superhéroe de ficción Hulk. Sólo le falta ser verde, porque Sajad es una mole de 175 kilos de puro músculo. Una barbaridad. Pues al Hulk de carne y hueso también le ha tocado luchar con el coronavirus.

No, lo de este Hulk no fue casualidad como lo del bueno de Bruce Banner. El iraní Sajad Gharibi programó su vida para ser un Hulk de color carne. Según él, que este tierno bebé se convirtiera en la mala bestia que es hoy solo es obra de mucho gimnasio. Eso sí, tiene más Photoshop que las Kardashian; ojo a la cintura de avispa que se ha recortado.

El bíceps de 77 centímetros de diámetro es todito suyo. No le negamos su mérito a este gigantón iraní que, hace unos meses, vio truncado su paso al cuadrilátero por el coronavirus. La musculatura le ha bajado, sí, pero ha ganado el combate al bicho y busca enemigos a los que enfrentarse.

Combate con el 'Titán kazajo'

Y no se crean, Sajad los encuentra. El autodenominado 'titán kazajo', ha retado a Hulk zarandeando su foto, pegando a su foto, quemando su foto... y claro, Sajad Gharibi está ansioso. A la espera de que firme el contrato, los aficionados ya recrean la pelea. Veremos qué pasa con los originales.

El 'Hulk' escribió un mensaje en su cuenta de Instagram: "Te aseguro de que te arrepentirás de esto, te sacarán de la jaula con los brazos y piernas rotos y en una camilla. Para que sepas por qué el mundo entero me llama Hulk, por esta rudeza te aplastaré, vamos lucha".

Publicidad