La imagen es totalmente escalofriante. Un hombre que estaba practicando Bungee Jumping cayó desde una altura de 92 metros. Al parecer la cuerda se tensó mucho y no pudo aguantar el peso.

La colchoneta amortiguó gran parte del golpe pero aún así el hombre, de nacionalidad polaca, está en estado grave y tiene graves lesiones en la columna.

Un experto ha hablado sobre el accidente: "A nosotros esto no nos puede pasar. La cuerda es imposible que se rompa", apunta Xavier Rengaya, encargado de esta actividad en Lloret de Mar.