Estados Unidos sigue estando en lo más alto del panorama mundial de gimnasia artística de la mano de Simone Biles, reciente campeona mundial gracias, en gran medida, a un doble triple en la rutina de suela. Es decir, dos saltos mortales con tres rotaciones, algo que nunca antes se había visto en el mundo de la gimnasia.

Lo hizo en el Campeonato Nacional de Estados Unidos, donde deslumbró al público, dejando a todos los presentes con la boca abierta. Y es que Simone Biles convierte en posible lo imposible.

Siempre exigente consigo misma, Biles no estaba plenamente feliz con la ejecución del citado movimiento: "No fue tan bueno como en alguno de los entrenamientos", señaló tras el ejercicio. Aún así se mostraba satisfecha: "Estoy feliz de haberlo logrado porque después de la primera vez que lo intenté había perdido confianza", añadió.

 

Con cuatro oros olímpicos y 14 títulos mundiales en sus vitrinas, la gimnasta estadounidense ha conseguido hacer historia dentro de la gimnasia artística con un movimiento hasta ahora no logrado. Su próximo objetivo el Mundial de Stuttgart, que se celebrará en octubre y los Juegos de Tokio en 2020.