Las hermanas Williams y Simone Biles

Publicidad

LA AGENCIA CONFIRMA EL ATAQUE HACKER

Las hermanas Williams y Simone Biles podrían estar entre los nombres de los positivos por dopaje en el hackeo a la AMA

La Agencia Mundial Antidopaje ha confirmado que han sufrido un ataque hacker por parte de un grupo de espionaje cibernético ruso en el que han salido a la luz datos confidenciales de ciertos atletas relacionados con los JJOO. Según varios medios, las hermanas Williams y Simone Biles estarían entre los nombres que habrían dado positivo.

agencias | Madrid
| 13.09.2016 00:09

La Agencia Mundial Antidopaje ha confirmado el ataque hacker a datos confidenciales de ciertos atletas relacionados a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Según la AMA, un grupo de espionaje cibernético ruso ha publicado ya parte de la información y ha amenazado con dar a conocer más. Diversos medios apuntan a que las hermanas Williams y Simone Biles estarían entre los nombres de los positivos por dopaje.

"La AMA condena estos ataques cibernéticos en curso, que se están llevando a cabo en un intento de socavar a la AMA y al sistema antidopaje global. La AMA fue informada por las autoridades policiales de que estos ataques se originaron en Rusia" dijo en un comunicado el director general del organismo, Olivier Niggli.

Según ha explicado la agencia, este grupo de 'piratas' informáticos habría accedido de manera ilegal a la base de datos para obtener información relacionada con deportistas norteamericanos que participaron en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

El Kremlin niega su implicación en el ataque

El Kremlin negó este martes cualquier implicación de los servicios de inteligencia rusos en el ciberataque que sufrió este martes la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), que acusó a Moscú de estar detrás de la acción. "Sin ningún lugar a dudas, no se puede ni hablar de cualquier implicación de Moscú, del Gobierno y de los servicios rusos en acciones de este tipo", dijo a los periodistas el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Publicidad