El atleta tras ganar su carrera contra el tiempo, fue posteriormente descalificado, al ser acusado de hacer trampas según la organización, quedando invalidado su tiempo de 2h:53:10. Ahora ha sido encontrado muerto en el cauce del río Los Ángeles, en California (EEUU), según han informado las autoridades locales.

 

El Departamento Forense de Los Ángeles identificó este viernes el cuerpo como el de Meza. Este suceso se produce tres días después de conseguir el primer lugar de corredores de ente 70 y 74 años en la maratón de Los ángeles, cuando se celebró la última edición de la competición.

El segundo en llegar, lo hizo en 4h:10:07, por lo que la amplia diferencia entre ambos llamó la atención de los organizadores, quienes revisaron los vídeos del recorrido.

Tras la investigación, Derek Murphy, investigador de la carrera, dijo a la cadena ABC que tras revisar las imágenes del maratón vio que Meza desapareció de las cámaras para reaparecer más adelante.

En unas declaraciones al diario Los Angeles Times, Meza admitió que en un momento abandonó la trayectoria de la carrera en búsqueda de un baño y que continuó a través de una calzada hasta encontrar uno. Así, se declaró inocente, seguro de haber recorrido los 42 kilómetros que implicaba la carrera.

La oficina del Médico Forense señaló que la autopsia aún está pendiente de concluir.