Publicidad

Hombre de Loizu

Un grupo de espeleólogos, clave para sacar al hombre de Loizu de la cueva del valle de Erro

El grupo de espeleólogos Sakon halló en noviembre de 2017 un esqueleto de más de 11.700 años Su valor arqueológico es inmenso y ahora han ayudado a sacarlo de la cueva de Errotalde, en el valle de Erro.

Ha sido catalogado como el cuerpo humano más antiguo descubierto en Navarra. Hablamos del conocido como hombre Loizu, el esqueleto hallado en noviembre de 2017 grupo de espeleólogos Sakon de un varón de entre 17 y 21 años, enterrado hace más de 11.700 años con un orificio en la cabeza en una laberíntica cueva de Loizu, en el valle de Erro.

Su valor arqueológico es inmenso, ya que se trata de un resto de las últimas generaciones de cazadores y recolectores que vivían en el Pirineo en el paso del Pleistoceno al Holoceno. Y lo que es más importante, puede ofrecer información sobre el comportamiento de las sociedades de aquella época y el origen de la violencia entre los humanos.

Lo más relevante es el agujero que presenta en el cráneo, probablemente por el impacto de un proyectil, según ha establecido el estudio realizado por los antropólogos Edgard Camarós y Maitane Tirapu.

El mismo grupo de espeleólogos que lo descubrió ha sido el encargado de sacar el esqueleto del hombre de Loizu de la cueva de Errotalde I.

El registro antropológico de este periodo es muy escaso en toda Europa occidental, de forma que lo más análogo aunque unos 600 años más tardío es el enterramiento de la Cueva de los Azules, en Asturias, y algún caso en Francia de época similar, ha explicado el catedrático de Prehistoria de la Universidad de Cantabria, Pablo Arias.

Publicidad