Los 5 grandes beneficios de jugar a videojuegos durante la pandemia de coronavirus

Publicidad

Coronavirus

Los 5 grandes beneficios de jugar a videojuegos durante la pandemia de coronavirus

Jugar a videojuegos entretiene, pero además tiene muchos otros beneficios que se han potenciado durante la pandemia de coronavirus.

Los videojuegos son una fuente inagotable de entretenimiento. Pero son mucho más que eso, ya que tienen muchos beneficios sociales y mentales que ahora, en tiempos de la pandemia de coronavirus, nos pueden beneficiar a la hora de relacionarnos con nuestros amigos o desarrollar nuestras capacidades.

1. Mantener el contacto con amigos

Durante la pandemia de coronavirus los videojuegos han sido un modo de relacionarnos con los demás más allá de que pudiéramos estar confinados o aislados. Gracias a los juegos en red como Among Us o FIFA 21, que se mueven en comunidades abiertas, podemos jugar con nuestros amigos o familiares.

2. Ponte en forma

Videojuegos como Just Dance o Ring FIt Adventure harán que estemos constantemente en movimiento ahora que pasamos más tiempo en casa. Y es que cada vez hay más títulos que pueden ayudarnos a mantenernos en forma sin salir del salón.

3. Toma de decisiones

Está demostrado que los videojuegos pueden potenciar nuestras capacidades cognitivas. A nivel mental, muchos juegos plantean desafíos que activan nuestros reflejos o nuestra capacidad espacial, ya que tenemos que estar atentos a todo lo que sucede a nuestro alrededor y tomar decisiones sin parar para solucionar problemas de todo tipo.

4. Aprende inglés

Igual que vemos muchas series en inglés con subtítulos para hacernos el oído a la lengua de Shakespeare, hacer lo mismo con mientras jugamos a videojuegos es una gran idea para coger fluidez con este idioma.

5. Aprendizaje e Historia

Encontramos asimismo muchos títulos como Dragon Box o Spore que enseñan geometría o biología respectivamente a los pequeños. Además, videojuegos como la saga Assassin's Creed nos permiten recrearnos con épocas históricas como la Edad Media.

Los menores españoles dedican un 45% más de tiempo a los videojuegos

Publicidad