Publicidad

Golf

El golfista Joaquín Niemann recauda más de 2 millones de dólares para salvar la vida del bebé de su primo

El golfista chileno Joaquín Niemann promovió la recaudación de fondos para comprar el medicamento que necesitaba el hijo de su primo para luchar contra una enfermedad rara. El fármaco de terapia génica, llamado Zolgensma, es el más caro del mundo.

Es admirable lo que ha hecho este golfista de 22 años Joaquín Niemann. El hijo de su primo nació con una Atrofia Muscular Espinal y necesitaba que le inyectarán un medicamento de 1.600.000 euros. Así que Niemann promovió una recaudación de fondos para conseguir el dinero y lo ha conseguido.

Y es que el golfista chileno ha recaudado más de 2,1 millones de dólares para que el hijo de su primo, el bebé Rafita Calderón, pueda recibir tratamiento para la Atrofia Muscular Espinal que padece, una rara enfermedad genética que afecta a uno de cada 10.000 bebés nacidos cada año.

Niemann, con una victoria en el PGA Tour y número 41 del ranking mundial, se puso al frente de una campaña solidaria para salvar la vida del bebé gravemente enfermo. El fármaco de terapia génica, llamado Zolgensma, es el más caro del mundo: cuesta en torno a dos millones de euros, una cifra que no está al alcance de los padres de este bebé.

Por eso, el chileno emprendió varias acciones a través de sus redes sociales a la vez que anunció que donaría todo el dinero que recaudase en premios en sus próximos torneos del PGA Tour. Ya donó todas sus ganancias de los dos últimos eventos de 2020, así como 5.000 dólares por cada birdie que hiciera y 10.000 dólares por cada eagle en la disputa del RSM Classic.

"Ha sido increíble ver a todo el Tour, a toda la gente que me ha apoyado, a todas las empresas, ha sido increíble. Recaudamos tanto dinero en tan poco tiempo, nos da mucha fe para Rafita", señaló Niemann.

El bebé ya ha sido tratado

El padre del niño ya ha volado a Estados Unidos para comprar el medicamento y ya está en Chile. El primo de Niemann fue tratado en un centro médico de Santiago. "Ahora mismo está muy bien", dijo. "Me enviaron unas fotos hace un par de días y se le ve más fuerte, se le ve feliz".

Publicidad