Fútbol Alemania

El gesto viral de Haaland tras perder la Supercopa alemana: subió a la grada para regarle su camiseta a un niño

Tras el pitido final, el delantero noruego cruzó el campo y saltó tres vallas para entregarle su camiseta del Borussia Dortmund a un joven aficionado

Erling Haaland conduce el balón seguido por Niklas Suele en la final de la Supercopa alemana

Publicidad

El Borussia Dortmund cayó ayer por 1-3 ante el Bayern Múnich en la final de la Supercopa alemana de fútbol, que enfrenta a los campeones de Liga y Copa de la temporada pasada. Pese a la derrota, el delantero noruego Erling Haaland tuvo, tras el partido, un bonito gesto con un joven aficionado.

El noruego se recorrió el campo y saltó tres vallas para subirse a la grada del Signal Iduna Park y regalarle su camiseta a un aficionado en concreto que esperaba incrédulo con una pancarta en noruego. Un gesto que la afición le reconoció con aplausos.

Lejos de mostrarse enfadado o triste por la derrota, Haaland prefirió dejar el partido a un lado para alegrar a su fiel seguidor. Un gesto que además, sirvió para inspirar a otro compañero y prometedor futbolista del equipo negriamarillo, Jude Bellingham.

El jugador inglés también se acercó a la grada buscando a un seguidor en particular, un hombre en silla de ruedas con algún tipo de discapacidad que se encontraba viendo al equipo de sus amores. La alegría del aficionado al ver cómo Bellingham se acercaba y le entregaba la camiseta provocó una ovación del público en una noche en la que la derrota del equipo fue lo último que importó.

Haaland está en la agenda de los grandes equipos de Europa y se ha convertido en un futbolista muy querido no solo por su afición, la del Borussia de Dortmund, sino por todos los aficionados del fútbol en general. A su talento descomunal hay que unirle el carisma y humor del que hace gala tanto dentro como fuera del campo.

La final

En lo estrictamente deportivo, el Bayern fue muy superior al Dortmund. El polaco Robert Lewandowski firmó dos de los tres tantos del Bayern y fue decisivo, mientras que Haaland no tuvo une de sus mejores actuaciones.

El nuevo Bayern Munich de Julian Nagelsmann, que no pudo ganar en su estreno oficial y que no pasó del empate ante el Borussia Monchengladbach en la primera jornada de la Bundesliga el pasado sábado, conservó anoche la firmeza y la determinación que le ha caracterizado en los últimos años.

Publicidad