Ibrahimovic, emocionado en mitad de la rueda de prensa

Publicidad

Zlatan Ibrahimovic

Zlatan Ibrahimovic no puede contener las lágrimas cuando le preguntan por la reacción de sus hijos con su vuelta a la selección de Suecia

El delantero Zlatan Ibrahimovic mostró su lado más humano y desconocido en mitad de la rueda de prensa. El ariete sueco no pudo contener la emoción al ser preguntado por la reacción de sus hijos tras confirmarse su vuelta a la selección sueca después de cuatro años.

Zlatan Ibrahimovic ha mostrado su faceta menos conocida y no ha podido contener las lágrimas lágrimas y la emoción en su vuelta a la selección sueca cuatro años después.

El delantero del Milan estaba atendiendo a los medios en mitad de una rueda de prensa cuando un periodista preguntó a Ibrahimovic por cómo había reaccionado su familia a su regreso al combinado nacional sueco después de cuatro años de ausencia.

"No es una buena pregunta. Estaba con Vincent (uno de sus hijos) y se puso a llorar cuando lo dejé. Pero está todo bien...", reconoció Ibrahimovic, que tuvo que tomarse una breve pausa y secarse las lágrimas.

A sus 39 años, Ibrahimovic es la gran novedad de la lista de Suecia para afrontar los dos partidos de clasificación para el Mundial de Qatar 2022 contra Georgia y Kosovo y el amistoso contra Estonia.

"Estoy aquí porque lo merezco, lo que hice antes no importa nada"

Ibrahomivic decidió retirarse de la selección sueca tras la Eurocopa 2016, pero insinuó el pasado otoño que quería regresar y se entrevistó con el seleccionador sueco, Jan "Janne" Andersson, a quien había criticado en varias ocasiones en el pasado por no incluir a jugadores de origen extranjero.

"Cuando pregunté, todos fueron positivos. Cuando se trata de jugar para tu país, nadie se opone. Se trata solo de rendir o no", afirmó Ibrahimovic sobre la reacción de sus personas más cercanas a un posible regreso con Suecia.

Al igual que había hecho hace unos días en una entrevista difundida por la Federación Sueca, Ibrahimovic reiteró que volvía por su rendimiento en el Milan, no por su nombre.

"Estoy aquí porque lo merezco, lo que hice antes no importa nada", declaró la estrella sueca, que se mostró orgulloso y aseguró que estaba para "ayudar" y que no "exige" nada.

El máximo goleador histórico de la selección sueca, con 62 goles en 116 partidos, confesó que si hubiera dicho "no" a volver, se habría arrepentido dentro de un año, y resaltó que lo importante es "seguir haciendo lo que amas tanto tiempo como puedas".

Suecia, rival de España en la próxima Eurocopa, está también encuadrada con el equipo de Luis Enrique en el mismo grupo de clasificación para el Mundial.

Publicidad