Tras el empate de los blancos frente a la Roma, el técnico francés, Zinedine Zidane hizo un repaso de los temas que involucran al Real Madrid a tan solo seis días del comienzo de LaLiga.

Así, Zidane dejó claro que no piensa "contar nada" sobre los planes del club blanco de cara a las tres semanas que aún quedan de mercado: "Estamos con lo que tenemos y solo pensamos en eso. Nuestra mente sólo está pensando en el sábado", aseguró.

Igual de contundente se mostró de cara al estado de forma de sus jugadores, a los que considera más que "preparados" para comenzar LaLiga: "Lo importante es lo que hicimos hasta ahora. La pretemporada ya está acabada, nosotros la semana que viene empezamos nuestra liga y ya estamos preparados. Es lo que queremos todos, empezar la Liga, estamos para hacer partidos importantes, meternos en dinámica de la liga", sentenció.

Además, habló en relación al sistema de juego de la plantilla: "Jugamos con tres defensas y dos carrileros que juegan alto. Hemos cambiado en la segunda parte, pero en la primera parte del otro día lo hicimos bien. Siempre he dicho que vamos a cambiar de dibujo. Puede haber uno, dos... Tenemos a muchos jugadores y podemos hacer muchas cosas", afirmó.

Por último, fue preguntado sobre la presencia de Bale en el partido, convocado tras todas las polémicas que le situaban fuera del conjunto blanco y, por el contrario, la no presencia de James: "James y Bale son jugadores de la plantilla. Están inscritos los dos, pero puede pasar cualquier cosa y yo, como entrenador del Real Madrid, debo contar con ellos. Cuento con ellos al cien por cien. James no ha sido convocado, pero esto puede cambiar. Hasta el final del mercado puede pasar de todo", finalizó.