Hace ya casi tres meses desde que el pasado 1 de junio la familia de José Antonio Reyes, y todo el mundo del fútbol, quedaran tocados con la fatídica muerte de José Antonio Reyes. El ex de Real Madrid, Arsenal, Atleti o Sevilla moría cuando volvía de entrenar en Almendralejo en su Mercedes Brabus S550.

El futbolista, que tenía 35 años, dejaba tres hijos y una esposa, Noelia López. El recuerdo de Reyes permanece imborrable y ella utiliza su perfil en Instagram para compartir algunos detalles de cómo era su vida en familia. Así, Noelia nos ha mostrado en Instagram el último mensaje que le envió Reyes la misma mañana del accidente: "Buenos días mami os quiero", fueron las últimas palabras del futbolista a las 7:43 h de la mañana.