Pilar Rubio explica cómo vive sus últimas horas antes de la ceremonia: "Sevilla es preciosa siempre, es un gran honor casarnos ahí"

"Está feliz también y con ganas de que llegue. Los dos dijimos 'nos casamos en Sevilla, ¿no? A ver si puede ser en la Catedral'. Y así ha sido", me relata.

"Estoy emocionada y veo que ya queda poco. Parecía que no iba a llegar nunca y quedan solo horas", cuenta la colaboradora de 'El Hormiguero'.

Sobre los colores 'prohibidos' en su boda: "Todo tiene un porqué y está hecho a conciencia. Pero no lo puedo desvelar el día de antes".

¿Va a tirar el ramo? "¿Qué hago? no lo tengo muy claro. Tengo una amiga en mente a la que dárselo o si no, tirarlo".