El futbolista, tras su accidente aéreo en el Canal de La Mancha, fue enterrado arropado por cientos de personas.

Entre ellas destacaba la presencia de un perro: se trataba de Nala, la perra que Emiliano tenía. No se separó del ataúd del futbolista: se la vio a las puertas del tanatorio, a pocos metros del cuerpo fúnebre de Emiliano Sala.

La imagen de Nala se hizo viral en redes hace semanas cuando, tras conocer la noticia de la desaparición de Emiliano en el Canal de La Mancha, la perra esperaba en su casa la vuelta del futbolista.

Te puede interesar:

Emotivo funeral en Progreso para despedir a Emiliano Sala: "Nos gustaría encontrar a un responsable"

Vergonzoso: dos aficionados se burlan de la muerte de Sala en el Southampton - Cardiff

El español que pilotó durante cuatro años el avión en el que murió Sala: "Que pregunten al piloto Dave Henderson por qué no se subió"