Harta de escuchar insultos durante los partidos que arbitra, la colegiada Andrea Zarzuela ha tenido una original idea para evitar situaciones así: le hace un regalo al aficionado que mejor se porte.

Los insultos en el mundo del fútbol son algo habitual. Algo que empeora cuando quien arbitra es una chica: "La mayoría de los insultos es por ser mujer".

Por eso Andrea, una árbitra gaditana, ha empezado una metodología en la que premia a la persona que mejor se porte en la grada. ¿El premio? Su silbato: "Realmente se sorprenden".

Quiere ser la última en ser insultada

Una iniciativa para acabar también con el machismo en los campos de fútbol: "Siempre está la típica mujer que te manda a fregar... cuando fregar tenemos que fregar todos".

Su objetivo está claro: "Intento que mis compañeras no tengan que pasar por lo que yo. Lo hago con buena fe para que todo esto acabe y yo sea la última en ser insultada".

Por eso, anima a más árbitros a unirse a esta iniciativa de premiar el buen comportamiento para no tener que castigar el malo.

Te puede interesar:

Un árbitro detiene un partido de la Liga portuguesa para que su asistente vaya al baño... y después le 'expulsa'

"Qué ovarios tienes": el acta viral de una árbitra de 15 años tras ser vitoreada por la grada

El terrible relato de la árbitra Andrea Zarzuela: "Me mandaron a la cocina, a fregar... miles de veces"