La afición del Rayo no perdona a Marcelino. El origen fue un partido en 2016, una derrota del Villarreal en el último partido de Liga, frente al Sporting, que provoca el descenso del Rayo.

Pero lo que crispó el ambiente en Vallecas fueron las palabras del técnico asturiano días antes, deseando la permanencia del Sporting, y el polémico mensaje de su mujer tras el partido: "Trabajo hecho, os dejamos en Primera".

Ahora, en su vuelta a Vallecas con el Valencia, tuvo que soportar graves insultos hacia su mujer y sobre el brutal accidente de coche que sufría el pasado año y que le dejaba secuelas por el golpe.