La discapacidad de Alba no impide que disfrute de su mayor pasión: el fútbol. Por ello, ha logrado jugar en el Yátova valenciano, en un equipo de fútbol femenino y junto a chicas sin discapacidad.

Jorge Sabater, entrenador, o Víctor Perelló, el presidente del Yátova, cuentan que Alba es muy "luchadora, tiene mucho entusiasmo y lo da todo sobre el campo".

Así lo demuestra en cada entrenamiento con sus dos equipos, el Levante EDI (adaptado para personas con discapacidad), y el sénior femenino del Yátova.

Un método de integración que ya puso en marcha Titi Alberola, entrenadora de Sara Marín, la gimnasta española con discapacidad intelectual que ha logrado cinco oros.

"Yo soy normal también", cuenta Alba, que afirma que ella está para "lo que me pongan los entrenadores en el campo".