Un presunto fallo de un aparato de aire acondicionado fue el causante de la tragedia que se vivió en la academia del Flamengo. El propio club ha difundido las imágenes grabadas por su cámara de seguridad del momento en el que se produce la explosión que originó todo.

En sólo unos segundos, un espeso humo negro se va expandiendo por todas las instalaciones. Algunos jugadores huyen corriendo, consiguen escapar a tiempo. Pocos minutos después, el fuego devora todo a su paso.