Takefusa Kubo ya es jugador del Real Madrid. El japonés, primer nipón en vestir de blanco, ha elegido al club madridista por encima de las propuestas de otros equipos que cometieron el error de fiarse de la información equivocada. Barcelona y PSG pensaron que terminaba contrato en 2020... y no era así.

El japonés, al que muchos comparan con Messi, militó en el Barça de niño y se tuvo que marchar cuando a los culés les sancionaron por irregularidades en los fichajes para su cantera.

Ha llegado gratis al Real Madrid, club en el que jugará, de momento, en su cantera.