Una vez recibida la noticia, Sandro Rosell y su entorno no se lo podían creer. Los 643 días de prisión preventiva han sido muy duros.

Por ello, la defensa estudia una posible indemnización. Podrían no recibir nada, y como mucho entre 20 y 45 mil euros por casi dos años en prisión.

Bartomeu, actual presidente del Barça, ya se mostraba satisfecho con la absolución, aunque también indignado: "Muy feliz por mi amigo, pero esta felicidad convive con la indignación con la prisión preventina".

Te puede interesar:

Primeras imágenes de Sandro Rosell tras su absolución

Pau Molins, abogado de Rosell: "Ha habido una aplicación excesiva de la prisión preventiva y esto nos tiene que hacer reflexionar"