Ada Hegerberg es la mejor futbolista del mundo y una referencia en su país. Hace unos meses fue elegida como Balón de Oro y, gracias a ese altavoz, trata de pelear por mejorar las condiciones del fútbol femenino en Noruega.

Ahora, la jugadora del Olympique de Lyon ha decidido renunciar al Mundial de Francia para luchar contra ese trato discriminatoria hacia el fútbol femenino en su país.

"Es muy triste no jugar por mi país. No veo que las chicas noruegas tengan las mismas oportunidades en las escuelas noruegas. En España hubo 48.000 personas viendo un partido femenino", asegura Ada Hegerberg.

Te puede interesar:

"¿Sabes hacer 'twerking'?": el comentario machista a Ada Hegerberg, ganadora del Balón de Oro

Ada Hegerberg desvela la charla que tuvo con Martin Solveig tras el incidente machista