Varios adolescentes meten en un campo de fútbol el ataúd de un amigo que acababa de morir

Publicidad

Fútbol

Varios adolescentes meten a su amigo muerto en un campo de fútbol para celebrar su último gol

Catorce adolescentes colombianos cogieron el ataúd con su amigo, lo bajaron y colocaron en un campo de fútbol hasta que consiguieron meter un gol para celebrarlo con el fallecido. Además de lo insólito de la escena. no se respetaron las medidas de prevención frente al coronavirus, poniéndose en riesgo todos los jóvenes. Los 14 implicados están detenidos.

En resumen

  • Unos chicos robaron el ataúd con su amigo muerto dentro
  • Llevaron el cuerpo en el ataúd a un campo de fútbol
  • Querían celebrar juntos un último gol y acabaron todos detenidos
  • Además, no respetaron las medidas de seguridad frente al coronavirus

Hace unos días murió en Colombia un adolescente. Fue durante su entierro cuando sus amigos decidieron despedirle de forma especial. Entonces en medio de las exequias decidieron robar el ataúd y bajar con él hasta la pista en la que solían jugar al fútbol con el fallecido. Una vez allí jugaron un partido en el que lo más sorprendente, fue que no pararon hasta que no consiguieron que el ataúd de su amigo hiciera un gol

Uno de los problemas de este homenaje, es que en él no se respetaron las medidas de seguridad utilizadas para evitar el contagio de coronavirus. Esta pandemia está azotando muy fuerte en todo el mundo y especialmente en países de Latinoamérica, también en Colombia.

Explicación de los empleados de la funeraria

Desde la funeraria, encargada de del entierro del adolescente, manifestaron que sus empleados fueron víctimas de agresiones verbales e intimidaciones y no tuvieron más opción que dejar bajar que entregar el ataúd a los amigos de la víctima. De ahí lo llevaron a al campo de fútbol en el que solían jugar siempre.

“La presencia de la Policía ayudó a que se restableciera el orden y continuar el protocolo de la inhumación. Estamos localizando a la familia de los adolescentes asaltantes para aplicar las medidas administrativas”, indicó el coronel Henry Bello, comandante de la Policía Metropolitana de la capital colombiana, Bogotá.

Todos los menores pasados a disposición judicial

Este sorprendente homenaje puede salirlre muy caro a estos 14 menores. Están todos ellos detenidos y esperando a pasar a disposición judicial. Están acusado de un delito de apropiación indebida.

Además, se acusa también de un delito de agresiones a los operarios que custodiaban el féretro

Publicidad