Rakitic intenta recuperar el balón ante Guedes

Publicidad

JORNADA 13 | VALENCIA 1-1 BARCELONA

Valencia y Barcelona se reparten puntos en Mestalla en un duelo de poder a poder entre primero y segundo

El Valencia sacó un empate en la visita del Barcelona, del líder, a Mestalla en un partido no exento de polémica. Con una primera parte para los culés y una segunda para los che, Rodrigo adelantó a los de Marcelino y Jordi Alba puso la igualada. El árbitro no concedió un clarísimo gol a Messi en un balón que entró casi medio metro.

Jorge Bautista | Madrid
| 23.11.2017 00:11

Ni vencedores ni vencidos. Así acabó el duelo entre primero y segundo, entre Barcelona y Valencia, en Mestalla. En un encuentro vibrante, con alternativas y no exento de polémica, azulgranas y che pusieron alma y fútbol, y fútbol y alma, para sumar un punto más que deja todo como estaba, con un partido menos, y con Atlético, Real Madrid y Sevilla como grandes beneficiados de la jornada.

Sabían a quién se enfrentaban los che. Comenzaron agazapados. Esperando. Bien ordenados atrás y esperando una contra que apenas se produjo en toda la primera mitad. El Barça, dominador y dominante pero sin suficiente velocidad ofensiva. En defensa, inexpugnable, recuperando rápido la pelota y dejando poquísima posesión y espacio a los Guedes, Carlos Soler y Rodrigo. Todo con unos imperiales Umtiti y Busquets.

Y con Lionel Messi, que impone solo con andar. El argentino, con Luis Suárez desubicado como está siendo habitual en muchas fases de los partidos, fue la luz en ataque de un Barça que, cómo no, echa de menos las diabluras de Neymar. Neto apenas tuvo que intervenir, y cuando lo hizo se metió el balón dentro de su portería para sacarlo luego en un gol legal, en un gol clarísimo, que Iglesias Villanueva no vio. Ni tampoco su asistente.

Pudo haber sido peor para los intereses de los de Valverde, pues en la contra de esa jugada a punto estuvo de marcar el Barcelona. Ahí entendió el Valencia cómo hacer daño al Barcelona, y le hicieron mucho en la segunda mitad. Iniesta se diluyó, superado por el ritmo de un equipo che que fue mayor a la intensidad, apenas existente, que estaba imprimiendo el Barça. Cambiaron las tornas. Y cambió el marcador.

El Valencia, a por todas

A través del orden, de recuperaciones rápidas y de transiciones veloces defensa-ataque, Gonçalo Guedes comenzó a volar. El portugués se empezaba a sentir a gusto, y eso es peligroso para todo rival. Cogió el balón el 7, encaró a Semedo, se la puso a Gayá y el centro atrás de este lo remató dentro Rodrigo. Gol y 1-0. Y el crono que corría contra el líder.

Messi comenzó hasta a dar síntomas de imprecisión en los pases, y Luis Suárez, apenas participativo, intentaba algún remate peligroso para Neto que resolvió esta vez bien el che. Deulofeu, Denis y Aleix entraron de refresco por Rakitic, Iniesta y Semedo, que estuvieron bastante limitados en la segunda mitad. Solo un mal control de Guedes en una contra evitó el 2-0.

Empate de Jorde Alba

Le habría hecho falta, porque Jordi Alba puso el empate justo después. Porque Messi no estaba impreciso. Estaba descansando, simplemente. Se activó como se activan los mejores, y le metió un pase a Jordi Alba que el lateral le habría hecho un feo de haberlo fallado. Empate, y de nuevo cambio de dominador con un Barça en busca de la victoria y con un Valencia en posición defensiva, y sin Garay, que se fue lesionado.

Pero ya no había más historia. Reparto de puntos en un partido de poder a poder, que deja al Valencia con sensación de que sí, de que es un grande de nuevo y de que será un rival muy a tener en cuenta en el trío que forman Real Madrid, Barcelona y Atlético. Y que deja al Barça líder, con la misma ventaja con respecto al segundo. LaLiga sigue su curso.

Publicidad