Tras irse de vacaciones todo hacía pensar que Griezmann no volvería a vestir la camiseta del Atlético de Madrid, ya que él mismo hizo oficial cuatro días antes de que el equipo acabase la temporada en mayo que no seguiría en el club.

Que Bartomeu haya admitido ayer la reunión por el jugador ha abierto una guerra entre clubes. "Ayer fue el primer contacto que hubo con el Atlético de Madrid. Ayer hablaron por primera vez", afirmó el presidente blaugrana.

La reunión de este jueves entre los directivos del Barça y del Atlético era para hacer un pago a plazos de los 120 millones la clausula del francés.

El Atlético se defiende

Hora después el conjunto rojiblanco envió un comunicado criticando el comportamiento del Barcelona y Antoine Griezman, a quién citan para cumplir sus obligaciones como jugador del Atlético

En caso de fichar por el Barcelona habrá gente que no le reciba con los brazos abiertos debido al bochornso documnental de la temporada pasada llamado 'La decision', donde contó públicamente que seguiría jugando a las órdenes del Cholo Simeone y dejando al Barça tirado.