PSG

Tonya Harding y los sicarios contra Nancy Kerrigan, el precedente del 'caso PSG'

La detención de Aminata Diallo, futbolista del PSG, tras la agresión a su compañera Kheira Hamraoui nos retrotrae a lo ocurrido en 1994 entre las patinadoras Tonya Harding y Nancy Kerrigan. Un episodio que fue llevado al cine en 2017 en la película 'Yo, Tonyia'.

Publicidad

La detención de Aminata Diallo, futbolista del PSG, tras la agresión sufrida por su compañera Kheira Hamraoui trae al recuerdo lo ocurrido hace 27 años entre dos patinadoras estadounidenses: Tonya Harding y Nancy Kerrigan.

En 1994 la patinadora Nancy Kerrigan sufrió un ataque por parte de unos sicarios contratados por el exmarido de su gran rival, Tonya Harding, cuando ambas estaban manteniendo una dura competencia por ser la número 1 del patinaje sobre hielo de Estados Unidos.

Nancy Kerrigan era la patinadora modélica, la que todo el mundo quería y la que era adorada por prensa y aficionados. Tonya Harding era todo lo contrario, una gran patinadora pero con un temperamento y unas actitudes que no gustaban en el mundo del patinaje.

El 6 de enero de 1994 las dos patinadoras estaban en Detroit entrenando para los campeonatos nacionales. Las dos peleaban por meterse en los Juegos de Lillehammer.

Tras acabar su sesión preparatoria sobre el hielo, Kerrigan fue atacada por un atacante no identificado, que la golpeó en la pierna con una barra. Las cámaras de televisión acudieron a la escena justo a tiempo para grabar a Nancy Kerrigan gritando entre lloros, "¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué?".

Un ataque que acabó con la carrera de Tonya Harding

El objetivo del agresor era romperle la pierna y apartarla de la competición. Al final, sólo le causó un hematoma y una hinchazón severa, aunque Kerrigan no pudo patinar al día siguiente y Tonya Harding acabó ganando la competición.

Pero la investigación posterior desveló que el atacante, Shane Stant, había sido contratado por el exmarido de Tonya Harding, Jeff Gillooly, y un amigo de este, Shawn Eckardt. Tonya Harding negó su implicación en los hechos, pero los medios de comunicación la sentenciaron como culpable.

Tonya Harding evitó una posible sentencia de cárcel al declararse culpable de conspirar para obstaculizar el enjuiciamiento de los atacantes. Fue condenada a tres años de libertad condicional, 500 horas de servicio comunitario y una multa de 100.00 dólares.

Además, se vio obligada a retirarse del Campeonato Mundial de Patinaje Artístico sobre Hielo de 1994 y renunciar a la Asociación de Patinaje Artístico de los Estados Unidos.

La USFSA llevó a cabo su propia investigación del ataque y, el 30 de junio de 1994, la asociación le quitó su título del Campeonato de EEUU de 1994 y le prohibió de por vida participar en eventos administrados por la USFSA como patinadora o como entrenadora.

Este terrible suceso que conmocionó al deporte estadounidense fue llevado al cine en 2017. La actriz Margot Robbie encarnó a Tonya Harding en la gran pantalla.

Publicidad