SE HAN REUNIDO ANTE "LA GRAVEDAD DE LA SITUACIÓN"

Tebas y el embajador de Ucrania creen que el Gobierno español debe apoyar a Zozulya

Javier Tebas se ha reunido con Anatoliy Scherba, embajador de Ucrania en Madrid, para tratar el tema del jugador Roman Zozulya. Tras la reunión, los dos coinciden en que el Gobierno español debe apoyar al futbolista: "Ha sufrido coacciones que podrían vulnerar su derecho al trabajo".

Zozulya ha provocado un incendio entre la masa social del Rayo Vallecano

Publicidad

Javier Tebas, presidente de LaLiga, y Anatoliy Scherba, embajador de Ucrania en Madrid, se reunieron hoy y coincidieron en que el Gobierno español debe apoyar al jugador Roman Zozulya, según un comunicado de la patronal de los clubes.

"Ambas partes han coincido en señalar que el gobierno español debe apoyar al jugador ante su indefensión por las coacciones que el futbolista ha sufrido y que podrían vulnerar su derecho al trabajo, uno de los derechos fundamentales del ser humano", indica el comunicado de la Liga.

El escrito lo emitió después de que Tebas y Scherba se reunieran en la sede de la Liga tratar la situación de Zozulya, que fue cedido por el Betis al Rayo Vallecano, cuya afición insistentemente ha rechazado su incorporación por entender que tiene ideas neonazis.

Zozulya llegó al Rayo el pasado martes, al cierre del mercado de invierno, cedido por el Betis, pero apenas unas horas después decidió regresar a Sevilla ante las protestas de gran parte de la afición rayista, que lo acusa de tener ideas neonazis.

El jugador, cuando acudió en su primer día a las oficinas de la Ciudad Deportiva del Rayo, fue recibido con insultos por parte de algunos aficionados, que también portaron pancartas en contra del ucraniano.

Reunión ante la gravedad del caso

Ante la gravedad del caso, Javier Tebas, presidente de LaLiga; Raúl Martín Presa, presidente del Rayo; Luis Rubiales, presidente de AFE y dos abogados, uno del departamento de integración del sindicato, se reunieron el jueves para abordar el tema.

En esa reunión se acordó garantizar la "seguridad plena" para que Roman Zozulya jugase en el Rayo, ya que no podría reintegrarse a la plantilla verdiblanca para lo que resta de temporada.

El domingo, la plataforma ADRV, que engloba a la mayoría de peñas del club, convocó una rueda de prensa antes del partido frente al Almería, en la que sus portavoces indicaron que era "mentira" que la afición hubiese "impedido la llegada de Zozulya".

"Lo que sí mostramos es el rechazo a un fichaje que vulnera los valores del club por su demostración evidente de que financia a un grupo que no entronca con lo que piensa la afición del Rayo", dijeron los representantes de la afición.

Zozulya, que también estuvo en esos días reunido en la embajada ucraniana con Scherba, debe anunciar este martes si finalmente opta por jugar como cedido en el Rayo o no, en cuyo caso ya no podría jugar esta temporada en ningún otro equipo.

Publicidad