Minuto de silencio en el Sánchez Pizjuán

Publicidad

Fútbol

Sevilla y Betis guardaron un minuto de silencio por las víctimas del coronavirus antes del inicio del derbi sevillano

La vuelta de LaLiga estuvo precedida por un minuto de silencio en el Sánchez Pizjuán por los muertos en la epidemia del coronavirus en España. Los jugadores de Sevilla y Betis se posicionaron en el círculo central ante un estadio sin público.

La Liga regresó en el Sánchez Pizjuán tras tres meses con la competición paralizada por la epidemia del coronavirus y lo hizo con un sentido minuto de silencio por los casi 28.000 muertos que se han registrado en España durante la pandemia de la COVID-19.

Los 22 jugadores de Sevilla y Betis se posicionaron sobre el círculo central para guardar el minuto de silencio, que se repetirá en todos los partidos de primera y segunda división hasta el final de la competición.

La imagen llamó la atención ante un Sánchez Pizjuán completamente vacío, como marca el protocolo sanitario para el regreso de la Liga.

Frente al bullicio y la animación que siempre acompañan al derbi entre Sevilla y Betis, se vivió una escena chocante, impresionante en un estadio con las gradas huérfanas de seguidores, donde se 'escuchó' el silencio convertido en el sonido más sonoro y fuerte.

En el videomarcador se proyectaron sendas imágenes: una con un escudo del Sevilla con crespón negro y una leyenda de recuerdo a las víctimas de la COVID-19, y otra del legendario jugador sevillista Marcelo Campanal, fallecido el pasado 25 de mayo.

El club, de esta forma, también rindió tributo con este minuto de silencio a su mítico defensa Campanal, capitán de la selección española en los años 50 del siglo pasado, quien falleció hace tres semanas a los 88 años en su Asturias natal.

Además, su club de siempre homenajeó al 'Huracán de Avilés', uno de sus históricos capitanes, jugando el derbi con una camiseta especial y autorizada por tal motivo por LaLiga con la inscripción "El Capitán Maravillas 1950-1966", alusiva al apodo con el que también se le conoció y a sus dieciséis temporadas como buque insignia del Sevilla.

Publicidad