Fútbol

¿Es la selección española favorita para ganar el Mundial de Qatar 2022?

Argumentos a favor y en contra de la segunda estrella de España. ¿Está la selección de Luis Enrique entre las grandes favoritas en Qatar?

¿Es la selección española favorita a ganar el Mundial de Qatar?

Publicidad

La selección española ya está en el Mundial de Qatar 2022. El juego del equipo sigue dividiendo a propios y extraños y la figura de Luis Enrique siempre generará controversia. Sin embargo, a falta de estrellas, el asturiano ha creado un ejército: semifinalista en la Eurocopa y en la final de la Nations League tras eliminar a la campeona de Europa, España ha sacado el billete directo para la cita mundialista de dentro de un año.

¿Hay que celebrar el enésimo pase al Mundial como un título? Obviamente, no. Sin embargo, selecciones como Italia o Portugal van a la repesca, lo que demuestra que en el fútbol contemporáneo todo es posible y no hay rival pequeño. Sin embargo, cabe preguntarse si España puede ganar el próximo Mundial. ¿Estamos entre las favoritas reales o en segunda línea? ¿Qué argumentos hay a favor y en contra?

A favor

Por encima de todo, España es un equipo. Un grupo, una piña que creció ante la adversidad y las críticas generalizadas. A falta de líderes indiscutibles y cracks mundiales, Luis Enrique lleva el timón; sin duda ha creado un equipo de autor y será responsable de éxitos y derrotas.

El asturiano ha abierto las puertas de España más que ningún otro seleccionador: ha contado con 43 futbolistas para la clasificación mundialista. Y raramente repite alineación 'Lucho', lo que hace que todos se sientan parte del proyecto; pocos son titulares indiscutibles en su idea de equipo, si bien ya se ha ido conformando una columna vertebral.

Busquets y Jordi Alba son, a falta de Sergio Ramos, los futbolistas más veteranos de esta selección española. Jugadores como Gavi, Pedri o Ansu Fati son insultantemente jóvenes y ya constituyen el presente y el futuro de la Roja. Además, queda un año por delante para que terminen su puesta a punto de cara a Qatar y sigan creciendo como futbolistas.

Quizá el principal argumento a favor de España sea precisamente un arma de doble filo: la dominación absoluta del balón. Luis Enrique lo tiene claro sobre su idea de juego: "Tener el balón en campo contrario y, si hay presión, hacer el campo grande y salir jugando [...] Si no jugamos a eso, nos ganan muchas selecciones, por eso hay que sembrar, sembrar, para intentar recoger en un futuro".

Y es que España ha dominado la posesión ante todos los rivales: le da igual medirse a Georgia o a la todopoderosa Francia. De hecho, se le da mejor medirse a rivales de enjundia que se abren y le juegan de tú a tú; la selección sufre ante equipos inferiores que se cierran atrás para buscar la contra. En Qatar podemos seguir esperando posesiones del 75%, lo que sin duda supone defenderse con la pelota.

En contra

La selección española aún no tiene un crack mundial, una estrella a la que aferrarse. Lejos quedan los tiempos de Casillas, Puyol, Xavi o David Villa, cuando una constelación de jugadores se reunió para hilvanar dos Eurocopas y cosernos una estrella en el pecho.

Francia contará con Griezmann, Benzema y Mbappé en ataque; Argentina tendrá a Messi; Brasil a Neymar o Casemiro; Alemania a Müller, Sané o Neuer; Portugal, si llega, tendrá a Cristiano Ronaldo... Solo queda confiar en que se impongan los colectivos; Italia en la Euro es el ejemplo más cristalino al que aferrarnos.

Pero quizá el gran problema de la Roja sea la falta de gol. En la fase de grupos, España ha hecho 15 goles y ha recibido cinco; no promedia ni dos goles por partido ante selecciones como Kosovo, Georgia, Grecia o Suecia. Es un equipo que tiene el balón, pero al que le falta profundidad y verticalidad; bien es cierto que lo mismo se decía en tiempos de la España que dominó el fútbol mundial hace una década. Como ya hemos ganado todo, ahora nos fijamos en cómo ganar.

Y es que el resultadismo, como la posesión, tiene dos caras: fuimos superiores ante Italia en la Euro y caímos en penaltis; nos vimos superados ante los suecos en La Cartuja, y ganamos con una jugada aislada. Pero... ¿qué es jugar bien? Al final los resultados mandarán y, por ahora, los de la selección de Luis Enrique no son malos. El 'holocausto caníbal' tendrá que esperar.

Lo cierto es que España tiene jugadorazos arriba, pero muchos son mediapuntas o extremos como Ferran Torres, Olmo u Oyarzábal. La última apuesta por el gol ha sido la de Raúl de Tomás, pero lo más probable es que Morata siga siendo el '9' de referencia en Qatar. A este respecto, la gran esperanza tiene nombre y apellidos en el invierno árabe: Ansu Fati.

Y tú, ¿crees que España está entre las grandes favoritas a ganar el Mundial? Puedes votar en nuestra encuesta aquí:

Publicidad