Fútbol

Salvaje y bochornosa pelea en el Vilalbés B - San Ciprián en Lugo (Galicia)

La terrible tangana se desencadenó tras la agresión de un jugador del Racing Vilalbés B. Hubo puñetazos, peleas, patadas y hasta muletazos. Tuvo que intervenir la Guardia Civil.

Publicidad

Terrible, brutal y vergonzoso lo ocurrido en la final del playoff de ascenso a Primera Galicia entre el Vilalbés B y el San Ciprián, un partido disputado en el campo de A Fonte, en Cospeito (Lugo) y que tuvo que ser suspendido en la recta final por una salvaje tangana en la que se vieron implicados jugadores, cuerpos técnicos y hasta algunos espectadores.

En las imágenes difundidas por @SaulinCDLU en la red social X se puede comprobar como la batalla campal se desencadena cuando un jugador del Racing Vilalbés B responde a un empujón de un rival con un brutal puñetazo. El agredido cae fulminado y necesitó seis puntos de sutura, según informa 'El Progreso de Lugo'. A partir de ese momento la situación se descontrola y el colegiado decide suspender el partido, que en ese momento reflejaba un 3-1 a favor del Racing Vilalbés B. Hay puñetazos, patadas y hasta una persona propinando muletazos.

La Xunta convoca a la Comisión Gallega de Control de la Violencia en el Deporte

La Xunta de Galicia ha convocado de urgencia a la Comisión Gallega de Control de la Violencia en el Deporte para "depurar responsabilidades" tras la multitudinaria pelea de este domingo en el campo de A Fonte, en Cospeito. La trifulca fue de tal magnitud que tuvo que intervenir la Guardia Civil.

La Comisión Galega de Control de la Violencia se reunirá este martes a las 12:00 con el estudio de lo sucedido en este encuentro como único punto del día. "La comisión seguirá trabajando día a día para que ningún suceso violento quede impune. Debemos mandar un mensaje claro de tolerancia cero frente a cualquier conducta violenta en el deporte", informó el secretario general para el Deporte de la Xunta de Galicia, José Ramón Lete Lasa.

El Racing Vilalbés mostró su rotunda condena a lo ocurrió y anunció que tomará "las medidas disciplinarias necesarias" para que hechos como estos no vuelvan a repetirse.

"Queremos mostrar nuestra tristeza por lo acontecido en la parte final del encuentro y pedir disculpas a todos los espectadores y gente del fútbol. En nuestros 93 años de historia, intentamos "inculcar, entre otros, los principios de respeto y deportividad a nuestros jugadores".

"Y hechos como los sucedidos hoy no son acordes con estos principios", apunta el Racing Vilalbés en su cuenta de Facebook.

Por su parte, el Club Deportivo San Ciprián ha pedido disculpas por lo acontecido y las "lamentables imágenes que se presenciaron en los momentos fiunales del partido y que propiciaron la suspensión del mismo".

El Club Deportivo San Ciprián también informa que tomará las medidas necesarias para que "esta situación no se vuelva a repetir".

"Incidimos nuevamente en las disculpas por la reacción de parte de nuestros jugadores ante la agresiín sufrida por un compañero de equipo en la zona de acceso a vestuarios".

"También nos gustaría recalcar que nuestro jugador, Rodrigo, fue víctima de una agresión injustificable", explia el Club Deportivo San Ciprián, que informa que su jugador tuvo que acudir al hospital por dicha agresión.

Al margen de las posibles sanciones, queda por conocer si la Federación Gallega de Fútbol decide dar el partido por terminado, decreta reanudarlo o da por ganador a alguno de los dos clubes.

Síguenos en nuestro canal de WhatsApp y no te pierdas la última hora y toda la actualidad de antena3noticias.com

Publicidad