Rodrigo Hernández ya no es jugador del Atlético de Madrid. El centrocampista ha abonado este miércoles su cláusula de rescisión en la sede de LaLiga para marcharse al Manchester City.

El futbolista ha pagado los 70 millones de euros en los que estaba tasado su libertad y su fichaje por el que equipo de Pep Guardiola debe hacerse oficial próximamente.