Los jugadores de la Real Sociedad celebran su gol.

Publicidad

Fútbol

La Real Sociedad trabaja en un plan para que 1.000 espectadores acudan al estadio en los partido europeos

Jokin Aperribay, presidente de la Real Sociedad, ha explicado que están trabajando en un plan, junto al Gobierno vasco, para que 1.000 aficionados puedan estar en Anoeta para el primera partido de la Europa League ante el Nápoles la próxima semana.

Cerca de 1.000 espectadores de la Real Sociedad podrán estar la próxima semana en Anoeta para asistir al primer partido del equipo donostiarra ante el Nápoles en la Europa League.

Y es que, a diferencia de LaLiga, competición en la que es el CSD el organismo que decide si puede o no haber espectadores en los estadios ante la epidemia del coronavirus, en las competiciones europeas (Champions y Europa League) la competencia depende de cada comunidad autónoma.

En el plan de contingencia del Gobierno vasco se contempla que en el actual escenario de la epidemia en la región pueden acudir un número limitado de espectadores. En concreto, la Real Sociedad podrá meter a 1.000 espectadores en su estadio la próxima semana ante el Nápoles.

"Trabajamos en un plan para que entren 1.000 personas en el primer partido de Europa League en el Reale Arena, cumpliremos lo que digan las autoridades. Realizaremos un sorteo para determinar los espectadores", ha explicado Jokin Aperribay, presidente de la Real Sociedad.

"Estamos en contacto con el Gobierno Vasco y hemos iniciado un plan para que puedan estar 1.000 espectadores en el partido contra el Nápoles, siendo la asistencia personal e intransferible. Igual luego nos dice el Gobierno Vasco que no se puede, pero no pensamos que va a pasar eso. Será por sorteo, el 20 de octubre explicaremos como va a ser", adelantó Aperribay.

La UEFA ya dejó claro hace unos días que aprobaba la vuelta de los aficionados a los estadios en la Champions y la Europa League, aunque dejaba la decisión final en las autoridades de cada país.

Publicidad