El equipo blanco ha afinado la puntería en el último entrenamiento antes de viajar a Italia para enfrentarse a la Roma. Los jugadores estuvieron muy acertados de cara a portería.

Incluso Isco se atrevió a hacer una chilena que terminó parando Keylor Navas gracias a sus buenos reflejos.