Real Madrid - Celta

El Real Madrid remonta al Celta frente a su afición en un partido trepidante con muchos goles

Real Madrid y Celta firman un partido trepidante en el que los merengues se han impuesto por 5-2 a los vigueses. Vinicius y Benzema marcaron la diferencia con un recital ofensivo. Camavinga debutó anotando.

El Real Madrid cumple ante su afición 560 días después y remonta al Celta en un partido con muchos goles

Publicidad

Tenían ganas los aficionados madridistas de volver al Santiago Bernabéu para ver a su equipo y este cumplió con una gran remontada ante el Celta. Los de Ancelotti suman una nueva victoria en esta cuarta jornada de La Liga a costa de un Celta que se mantiene en la parte baja de la tabla con un solo punto.

El Celta dio el susto a los madridistas nada más comenzar el encuentro. Un gol en el minuto 3 de Santi Mina, tras una pérdida defensiva de los blancos, obligaba al conjunto de Carlo Ancelotti a subir la intensidad. Lo intentaba el Real Madrid combinando bien y rápido y con un Vinicius empezando hacia la izquierda y mostrando su mejor versión.

El Celta cada vez estaba menos cómodo frente a las posesiones largas e intensas de los merengues. Un centro cruzado en el minuto 23 que Valverde descargó perfecto hacia un Benzema que llegó desde la segunda línea para volearla directamente puso las tablas por primera vez.

Sin embargo, lo peor del Real Madrid en el partido fue la defensa. Otro desajuste defensivo hizo que Cervi volviera a adelantar a los vigueses. Con el 1-2 favorable al Celta, los jugadores se marchaban al descanso.

Recital del Madrid en la segunda parte

El Real Madrid comenzó muy fuerte la segunda parte y aprovechó la primera ocasión que tuvo solo unos segundos después del pitido del árbitro. Un robo de balón y un centro cruzado milimétrico de Miguel Gutiérrez favorecían un remate espectacular de Karim Benzema que volvía a empatar.

Seguía rápido el Real Madrid con buenas combinaciones ofensivas. Luego, gracias a un pase filtrado de Benzema, Vinicius exprimía toda su velocidad y se quedaba solo frente al portero para definir con tranquilidad. Tras marcar, se fue a la grada y lo celebró con el público, algo que le costó la amarrilla.

El brasileño ha comenzado el nuevo curso con un estado de forma espléndido echándose el equipo a la espalda y olvidando la precipitación de la que se le acusaba en las temporadas anteriores.

El partido tuvo de todo y el Celta no se rendía. Los celestes siguieron teniendo varias ocasiones con las que pudieron igualar. De hecho, el encuentro se transformó poco a poco en un partido de ida y vuelta.

Conforme iban pasando los minutos, algunos jugadores empezaban a acusar el cansancio. Uno de ellos fue Modric. Después de un partido magistral, el croata fallaba un disparo con el exterior. En ese momento, Camavinga, el francés de 18 años y reciente incorporación del Real Madrid, estuvo atento para aprovechar el rechace del portero y marcar en su primer partido con su nuevo equipo.

Con el partido roto definitivamente, Nolito falló otra que podría haber recortado distancias. Vinicius, mientras, seguía corriendo por toda la banda y provocó un penalti que en el minuto 88 transformó Benzema para sentenciar definitivamente el encuentro.

El Real Madrid se reencontró en el Bernabéu con su afición y con su mejor fútbol ofensivo. El Celta, aunque estuvo bien colocado en todo momento, no pudo frenar la potencia del ataque madridista.

Pese a todo, el Bernabéu volvió a vivir una noche de homenajes (a las víctimas del coronavirus y su expresidente Lorenzo Sanz) y buen fútbol que terminó con 7 goles y con una buena imagen de su equipo que se coloca líder de la clasificación empatado con el Valencia.

Publicidad